Una infiel mexicana demasiado cachonda gritando mientras su amante se la coge en un motel. La puta no se puede quedar callada ni siquiera un segundo
573.603 visitas
Una infiel mexicana demasiado cachonda gritando mientras su amante se la coge en un motel. La puta no se puede quedar callada ni siquiera un segundo

No podemos negar que nos encanta coger con una puta que le guste gritar y que sea de verdad, que se note que está gritando de placer. Esta zorra se pasó porque se la estaba cogiendo bien fuerte y no podía parar de gritar ni siquiera medio segundo. La puta disfruta demasiado de esta verga, es mucho más sabrosa que la de su esposo quien está en este momento cuidando de sus hijos en casa mientras su esposa se deja coger duramente por otro hombre en un motel que tampoco está demasiado lejos de su hogar.

Ver comentarios

Embed